CUIDADO DEL CALZADO: ¿CÓMO ASEGURARNOS UNA BUENA CONSERVACIÓN?

La piel de nuestros zapatos conserva su elasticidad, brillo y suavidad solo si la cuidamos y limpiamos adecuadamente. No hacerlo provoca que se seque y agriete especialmente en las zonas donde el zapato se flexiona.
Cuidar sus zapatos es por tanto garantía de una vida más larga, mejor aspecto y comodidad.

ALGUNOS CONSEJOS ÚTILES PARA EL CUIDADO DE SUS ZAPATOS

Siga estos consejos para el cuidado y conservación de sus zapatos Glent y le aseguramos que sus zapatos tendrán una vida muy larga.

  • Utilice siempre calzador, esto evitará que los zapatos se deformen.
  • Use las hormas extendedoras inmediatamente después de descalzarse.
  • Cepille y pula sus zapatos después de cada uso aunque no le parezca necesario.
  • Si no va a usar sus zapatos en un periodo largo de tiempo, guárdelos de pie, dentro de una bolsa de tela habiéndoles aplicado antes una fina capa de betún o crema.
  • Si sus zapatos se han mojado déjelos secar al aire libre, nunca cerca de una fuente de calor.
  • Lo ideal para sus zapatos es dejarlos reposar en su horma de cedro al menos un día entre puesta y puesta.
  • No preste nunca sus zapatos, no hay dos pies iguales y sus Glent son zapatos artesanos que están hechos a su medida.
¿Qué se necesita para un cuidado adecuado del calzado?

¿QUÉ SE NECESITA PARA UN ADECUADO CUIDADO DEL CALZADO?

Para un cuidado de sus zapatos adecuado, debe contar al menos con:

  • Un cepillo de cerdas duras (elimina el barro seco y otros residuos).
  • Un cepillo de cerdas blandas o gamuza (sirve para aplicar la crema y es imprescindible usar uno por color de crema
  • Un cepillo de pulido o abrillantado (se usará tras aplicar la crema).

CÓMO LIMPIAR SUS ZAPATOS GLENT EN 4 SENCILLOS PASOS 

PASO 1

En primer lugar cepille para quitar bien el polvo, suciedad o barro pegado utilizando el cepillo de cerda dura.

PASO 2

Seguidamente aplique con el cepillo de cerda blanda o la gamuza una pequeña cantidad de crema del color del zapato o crema neutra si este tuviera varios colores de piel o el cosido en otro tono. Utilice una crema o pasta de calidad para garantizar su efecto nutritivo y reparador. Cuide que la crema llegue bien a cosidos, juntas y rebordes y déjela entorno a 45 minutos para que nutra y penetre bien en la piel.

PASO 3

Una vez transcurrido el tiempo necesario cepille suave y ligeramente con el cepillo de pulido para poder dejar un brillo excelente.

PASO 4

Durante varios días sólo será necesario pasar el cepillo sin necesidad de poner cremas.